jueves, 19 de abril de 2018

Rafael Díaz-Salazar et alter: Religión y laicismo hoy. Por Jesús Sanjosé del Campo

Díaz-Salazar, Rafael; González, Teodoro; Mate, Reyes; Mayorga, Juan; y Ollero, Andrés: Religión y laicismo hoy. En torno a Teresa de Ávila. Anthropos, Madrid, 2010. 141 páginas. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Con el subtítulo de En torno a Teresa de Ávila, la Cátedra Santo Tomás publica este librito en el que figuran cinco colaboraciones diferentes firmadas por cinco autores distintos. 

La primera, obra de un historiador, consiste en un breve recorrido por la historia reciente de España desde la perspectiva Iglesia-Estado e incluye el análisis de situaciones tan variopintas como la desamortización o el nacionalcatolicismo. 

La segunda, obra de un jurista, presenta la conquista del estado laico en la Constitución de 1978, abundando en las intenciones de cooperación que quedaron plasmadas en la Carta Magna. 

La tercera, a cargo de un sociólogo, recorre el significado social del término laicismo a través del análisis de diferentes modelos. 

La cuarta, a cargo de un filósofo, retrata los problemas que se siguen en las relaciones Iglesia-Estado de las diferentes maneras de entender el laicismo. 

La quinta, obra de un dramaturgo, pone delante del lector la figura controvertida en su tiempo de Teresa de Jesús, mujer de muchos acentos en un momento importante de la historia de España.

miércoles, 18 de abril de 2018

Battista Borsato: Creer hace bien. Por José Ignacio Vitón

Borsato, Battista: Creer hace bien. Pasos para abrir caminos y dibujar horizontes. EDE, Madrid 2017, 184 páginas. Traducción de M. M. Leonetti. Comentario realizado por José Ignacio Vitón.

Nuestro pasado siglo XX ha estado repleto de descubrimientos en todos los ámbitos de la ciencia. El siglo XXI ha heredado un progreso espectacular desde el punto de vista técnico y es lugar común plantear visiones futuristas llenas de optimismo. Sin embargo, no es menos cierto que también es un siglo nostálgico y probablemente esto vaya en aumento en los próximos años. Tomado prestado a Kierkegaard, una de sus afortunadas expresiones: “La vida se vive hacia delante pero se comprende hacia atrás”, tendríamos que reconocer que para comprender la existencia tenemos nostalgia de Dios. En la segunda parte del siglo XX la reflexión teológica dio a luz magníficas síntesis cristológicas. Dios estaba en el horizonte y se trataba de dar cuenta de ese nudo gordiano entre el Jesús humano y divino, plenamente hombre y plenamente Hijo de Dios. Lo mejor de una Cristología descendente y de una Cristología ascendente se dieron la mano. Con el tiempo fue Dios el que se fue diluyendo y ya la cultura no le reconocía como obvio y mucho menos como esencial para la autocomprensión del hombre y del mundo. La Cristología dejó de ocupar el primer plano y Dios mismo se hizo problema. Cada vez más gente parecía en Occidente cómodamente instalada en la inmanencia. La transcendencia se abría paso a través de una amalgama de espiritualidades que se ofrecían como sustitutivos de la teología y en definitiva de la religión.

martes, 17 de abril de 2018

Adolfo García Ortega: Fantasmas del escritor. Por Fátima Uribarri Bilbao

García Ortega, Adolfo: Fantasmas del escritor. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2017. 231 páginas. Comentario realizado por Fátima Uribarri Bilbao.

Adolfo García Ortega lleva 30 años militando en la literatura desde todos los frentes. Ha sido editor, es poeta, novelista, ensayista, articulista, traductor, crítico literario y ahora asesor del área editorial del Grupo Planeta. En Fantasmas del escritor (el título es un guiño al libro de Ernesto Sabato El escritor y sus fantasmas) vuelca las opiniones, reflexiones, experiencias y sabidurías adquiridas tras décadas degustando cultura. 

Las reflexiones que a modo de capítulos breves se suceden en este libro son de lo más variopintas. Hay recuerdos de veladas con primeras espadas de la literatura como Guillermo Cabrera Infante; hay homenajes a sus ídolos, como Roland Barthes o Gustave Flaubert; hay textos que son interesantes guías de viaje. Este compendio de pareceres es muy personal. Comprende las lecturas de Adolfo García Ortega, las películas que le han marcado y sus puntos de vista sobre la política y el mundo. 

Cada lector tendrá su particular conexión con el autor, pero lo que es indudable es que quien se adentre en este libro ya tiene de partida un interés por la literatura, así que disfrutará cuando García Ortega despliega sus conocimientos y hace una disección de sus lecturas o cuando relata sus experiencias en el mundillo literario. Él es traductor de francés y un experto en literatura francesa, así que sus análisis de la literatura gala están muy bien fundados. Es una suerte asistir a sus clases magistrales. Aprender, por ejemplo, que “Rimbaud es lectura para encenderse de joven y para revigorizarse en todo tiempo y edad”. Pero no es Fantasmas del escritor un rosario de halagos. En absoluto. También hay dardos. Martin Amis, por ejemplo, a García Ortega le parece insustancial. Huecos y presuntuosos son en su opinión otros miembros del muy loado dream team británico como Jonathan Coe, Julian Barnes, Ian McEwan o Graham Swift. Se disfrutan especialmente los apuntes sobre asuntos en los que el autor es más ducho, sobre todo literatura francesa; se puede discrepar en los gustos cinematográficos o musicales y también descubrir los aspectos más íntimos del autor en los distintos capítulos titulados Autorretratos.

lunes, 16 de abril de 2018

Jean-Yves Calvez (ed.): Entre la violencia y la paz. Por Jesús Sanjosé del Campo

Calvez, Jean-Yves (ed.): Entre la violencia y la paz. La voz de las religiones. PPC, Madrid, 2006. 158 páginas. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Un grupo de especialistas en diversas religiones ponen en voz alta sus conocimientos, opiniones y miedos en torno a la contribución que las religiones han aportado en el pasado y aportan en la actualidad a la paz y a la guerra. Todos ellos tratan de avanzar sobre la tesis simplista del choque de civilizaciones planteada por Huntington, sin dejar de lado la crudeza de la realidad bélica que observamos.

Aunque por el título pudiéramos pensar que el trabajo se limita al análisis del enfrentamiento entre la religión islámica y la cristiana, el trabajo va más allá. Tanto por la elección de los autores como por la especialidad de cada uno de ellos, el trabajo tiene más intenciones y juega con muchos matices… No se trata de una interpretación global a base de grandes simplificaciones, sino de aportar matices diferenciales. En este sentido resulta especialmente interesante el capítulo escrito por Bárbara Kohen en el que analiza la resistencia católica ante la agresión de Hitler.

viernes, 13 de abril de 2018

Karl Marx, Max Weber y Émile Durkheim: Sociología y educación. Por Teófilo del C. Urueña

Marx, Karl; Weber, Max; y Durkheim, Émile: Sociología y educación. Textos e intervenciones de los sociólogos clásicos. Morata, Madrid, 2007. 142 páginas. Edición, presentación y postfacio de Fernando Álvarez-Uría. Comentario realizado por Teófilo del C. Urueña.

La colección Raíces de la memoria, de la editorial Morata, plantea la reedición de una serie de textos completos de autores no accesibles ordinariamente o selecciones de textos de uno o varios autores. En el caso presente se ofrece a los lectores una selección de textos relacionados con la educación, de tres autores clásicos de la sociología como son Marx, Weber y Durkheim. Los textos seleccionados cumplen dos requisitos: son todos ellos cortos y tienen un sentido completo. Desde el punto de vista educativo no se limitan a una etapa, educación obligatoria, sino que sirven para toda la educación en todas sus etapas.

Los textos se contextualizan con una introducción en la que bajo el epígrafe «educación para la ciudadanía», se puede ver un guiño a la nueva asignatura que tan difícil trayectoria lleva incluso antes de su implantación. La verdad es que es un simple guiño pues en realidad de lo que se está hablando es del papel que en la sociología de estos tres autores ocupa la educación. Se trata de recalcar que en el imaginario de todos ellos los términos educación y libertad son inseparables siguiendo la tradición ilustrada del siglo XVIII.

jueves, 12 de abril de 2018

Pedro Miguel Lamet: El esclavo blanco. Por Eduardo Tagle Rivera

Lamet, Pedro Miguel: El esclavo blanco. Pedro Claver. Mensajero, Bilbao, 2017. 360 páginas. Comentario realizado por Eduardo Tagle Rivera.

Apenas cien años después de que San Ignacio de Loyola mostrase al mundo su obra, Los Ejercicios Espirituales, surge la figura de Pedro Claver Corberó. Este santo, tímido y sencillo, deslumbró a la sociedad del siglo XVII con su vida, una de las más apasionantes y arriesgadas de la época. Pedro Miguel Lamet, haciendo uso de su gran experiencia como escritor de novela histórica, se mete de lleno en esa sociedad dominada por una España imperial, marcada por la exploración del nuevo mundo, gente aventurera pero individualista; y, sobre todo, por una Iglesia en la que la Inquisición tenía más peso que el propio mensaje del Evangelio. 

En torno a todos estos aspectos, Lamet nos regala una biografía de Pedro Claver entretenida y dinámica, a la vez que ofrece una imagen de la sociedad del momento. El propio hilo conductor, que constituye la ficción del relato, las aventuras del joven marinero Miguel Orozco, sirve para plasmar ese mundo contemporáneo que rodea la figura del santo. Esta contextualización hace que el mensaje de Claver tenga aún más valor en el libro. La protesta contra el infame comercio de negreros y explotadores blancos, su predisposición para con los enfermos y marginados y su libertad para rebelarse contra los crueles procedimientos de la Inquisición, hacen de Claver un cristiano adelantado a su época.

miércoles, 11 de abril de 2018

Rocco d'Ambrosio: ¿Lo conseguirá Francisco? Por Luis Manuel Terrón Cabrero

D’Ambrosio, Rocco: ¿Lo conseguirá Francisco? Reforma eclesial y lógicas institucionales. San Pablo, Madrid, 2017. 136 páginas. Traducción de Ezequiel Varona Valdivielso.  Comentario realizado por Luis Manuel Terrón Cabrero.

En el libro escrito por Rocco D’Ambrosio se enumeran factores relacionados con la reforma eclesial, el liderazgo del Papa Francisco y cómo afronta esta época de cambio enfrentándose a la corrupción, a los escándalos y a otros devenires. 

Esta lectura nos invita a reflexionar sobre cuestiones históricas dentro de la Iglesia como algunas más modernas y cómo el pontífice se enfrenta a ellas. Es una lectura amena en la cual se requiere realizar un análisis, una comparación en el tiempo, un antes, un después y un futuro. 

Este libro, bajo mi punto de vista, presenta una gran labor de análisis. De cómo poco a poco, granito a granito, el papa Francisco está sentando las bases para una gran reforma. No es tarea fácil, ya que algunos de los cambios suponen una vuelta de tuerca radical y otros deshacer entramados que afectan negativamente a la Iglesia. En resumen, un texto muy interesante donde el lector puede llevar a cabo su propio análisis y sacar su conclusión al tiempo de cómo las labores del Papa Francisco llevarán a la Iglesia por unos caminos u otros.

martes, 10 de abril de 2018

Hernán Rivera Letelier: El arte de la resurrección. Por Óscar Ávila Pardo

Hernán Rivera Letelier: El arte de la resurrección. Alfaguara, Madrid, 2010. 264 páginas. Comentario realizado por Óscar Ávila Pardo.

El desierto de Atacama, en el norte de Chile, no es un lugar despoblado, está lleno de historias de hombres y mujeres que han marcado el quehacer diario de pueblos solitarios y aislados que a comienzos del siglo XX, por la fiebre del salitre, estuvieron poblados por personas en uno de los lugares más secos del mundo. En este ambiente surgen historias de iluminados que sintiendo la llamada de Dios se lanzan a predicar su propio evangelio de poblado en poblado por todo el desierto. Una de estas historias la recoge el escritor chileno Hernán Rivera Letelier en El arte de la resurrección, premio Alfaguara 2010.

La novela nos narra la historia de un personaje que surgió en la Pampa Salitrera en la época del auge del salitre, primera mitad del siglo XX. Domingo es un hombre singular que como tantos otros siente en su interior la llamada de Dios a anunciar un evangelio muy peculiar, sólo a él revelado. Así, movido por este impulso religioso, nuestro personaje sale de un pueblito salitrero del valle del Elqui, vestido con un rústico sayal y con la biblia en la mano, para anunciar la buena nueva que Dios le ha comunicado. Sus vecinos extrañados comienzan a llamar al caminante El Cristo del Elqui. Domingo camina de poblado en poblado –oficina en lenguaje chileno– predicando y haciendo una serie de malabares que, para los incautos espectadores, resultan ser auténticos milagros. A medida que visita las oficinas, su fama corre como la pólvora llegando incluso a oídos de las autoridades, que en un principio lo ven como un peligro, pero más tarde, al constatar que no hace daño, le dejan con su misión.

lunes, 9 de abril de 2018

Ángel Sanz: Nube de testigos. Por José María Vaca Nieto

Sanz, Ángel: Nube de testigos. PPC, Madrid, 2010. 220 páginas. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

El autor plantea cuarenta cartas, destinadas a cuarenta personajes –antiguos, pocos, y contemporáneos, la mayoría, religiosos y laicos, conocidos y menos conocidos…– que han pasado a la historia, además de por otras cosas, por manifestar en sus trabajos el mismo interés: la búsqueda de Dios.

En cada carta, va tejiendo el perfil biográfico del destinatario, a base de aquellos rasgos en los que ha manifestado públicamente su relación con Dios. Cualquier elemento sirve, lo mismo un hecho que una afirmación realizada en un libro, en una entrevista periodística, para establecer el puente entre Dios y el hombre.

El título hace alusión a la Escritura, en concreto a la carta a los Hebreos, en la que se habla de esa nube de testigos que han experimentado la cercanía de Dios, el encuentro con el Señor y sirven de testimonio a todos los que vienen detrás. De ahí que pretenda ser una invitación dirigida a todos al encuentro y al seguimiento del Señor en la vida ordinaria.

jueves, 5 de abril de 2018

Manuel Reus y F. Javier Vitoria: Experiencia y gratuidad. Por José María Vaca Nieto

Reus, Manuel: y Vitoria, F. Javier: Experiencia y gratuidad. La fe cristiana. PPC, Madrid, 2010. 251 páginas. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

Primera publicación de un proyecto de investigación más amplio en el que se parte de la constatación de que estamos asistiendo a una época en la que la vivencia de la fe cristiana está cambiando de paradigma. Esto supone que muchos de los cambios que se han ido introduciendo y que no han tenido en cuenta este presupuesto o han fracasado ya o están condenados irremisiblemente a fracasar. No se trata de adaptar determinadas prácticas religiosas a una cultura cambiante, se trata de volver a los orígenes para encontrar en ellos la inspiración que permitió inculturar la fe.

El libro consta de dos partes: en la primera, F. J. Vitoria, tras hacer un análisis minucioso de la crisis del catolicismo, plantea el desafío que supone reconstruir la tradición cristiana, trayendo a colación a los grandes teólogos –Metz, Moltman…–; en la segunda, M. Reus plantea el tema de la fe cristiana, acudiendo para ello a tópicos tales como las deformaciones de la fe, los desafíos culturales a los que se enfrenta, o la reelaboración de la doctrina sobre la justificación.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Mauro Pesce: De Jesús al cristianismo. Por Manuel Carrasco García-Morano

Pesce, Mauro: De Jesús al cristianismo. San Pablo, Madrid, 2017. 440 páginas. Traducción de José Francisco Domínguez García. Comentario realizado por Manuel Carrasco García-Moreno.

Para conocer la anatomía de un animal, lo mejor es llevar a cabo una disección lo más precisa y meticulosa posible. Sin embargo, resultaría muy poco apropiado que, para conocer bien a su mascota, uno se dedicara a diseccionarla. Elegir la manera de aproximarnos a un tema condiciona los resultados que se obtienen. Intentar acceder a Jesús diseccionándolo con un meticuloso estudio histórico-crítico, puede ser realmente interesante para conocer aspectos socioculturales del judaísmo primitivo y adivinar algunas características de la personalidad de Jesús en su caminar terreno. Sin embargo, al acabar de leerlo, puede que no le quede a uno la sensación de conocer mejor a Jesús.

En sus dos partes, la obra De Jesús al cristianismo intenta sostener la premisas principales del autor: primero, que Jesús fue un hombre perfectamente integrado en el judaísmo, sin ninguna intención de constituir un grupo distinto a este, aunque con una perspectiva muy personal en lo que se refiere al perdón y el sacrificio; y, segundo, la existencia de un hiato entre este Jesús de Nazaret y lo que viene en denominarse cristianismo, cuyo nacimiento en propiedad viene a situar el autor en torno a la figura de Justino y su Diálogo con Trifón (ca. 160). 

Como autor, Pesce tiene grandes virtudes que acrecientan el valor de este libro. Además de un estilo literario agradable que hace cómoda la lectura, cuenta con una larga trayectoria investigadora en el campo de los estudios histórico-críticos sobre Jesús. Eso se nota en el peso científico de esta obra. Su abultada bibliografía, con el estudio particular y crítica de grandes autores como Dupont, Käsemann y Allison, además de su erudición exegética e histórica la convierten en algo así como la cosecha que recoge el fruto de años dedicados a la investigación académica en este campo. Sin embargo, y lamentablemente, el enfoque general de la obra hace que lleguemos a preguntarnos qué alcance puede tener, a qué Jesús nos está haciendo llegar. Lo más grave es que en varias ocasiones, si bien no se niega, se dejan de lado pilares básicos de la fe cristiana, como la resurrección de Jesús, su preexistencia y carácter salvador o la singularidad de su humanidad. Quizás se esté buscando una perspectiva más científica, pero cabe dudar de que sea esa la manera más adecuada de conocer realmente a Jesús. Su aproximación es arqueológica, filológica, pero precisamente por eso, el Jesús al que accede corre el riesgo de conducirnos tan sólo a admirar a un judío muerto hace miles de años sin que lleguemos nunca a confesarlo como el Señor Resucitado y Glorioso, Hijo eterno del Padre.

martes, 27 de marzo de 2018

Margarete Buber-Neumann: Milena. Por Fátima Uribarri Bilbao

Margarete Buber-Neumann: Milena. Tusquets, Barcelona, 2017. 265 páginas. Comentario realizado por Fátima Uribarri Bilbao.


Serás mi juez clemente

Este libro es fruto de un juramento pronunciado en el infierno y sellado a fuego por la amistad verdadera. Margarete Buber-Neumann se lo prometió a Milena Jesenká cuando la periodista checa estaba al borde de la muerte en el campo de concentración de Ravensbrück: “Sé que al menos tú no me olvidarás, que podré seguir viviendo en ti. Tú les dices a los demás quién fui, serás mi juez clemente”, le dijo Milena a Margarete poco antes de morir, víctima de una enfermedad renal, escuálida tras cuatro años confinada en ese campo de concentración nazi.

Ya habían hablado antes de escribir un libro. Milena estaba entusiasmada con la idea. Insistía a Margarete en que debían contar el espanto que estaban presenciando. Ellas iban a delatar a los asesinos, desenmascarar las barbaridades, desnudar las mentiras. “Cuando estemos en libertad escribiremos juntas un libro˝, le dijo Milena a Margarete. Sería un libro sobre los campos de concentración de las dos dictaduras (soviética y nazi) y se titularía La época de los campos de concentración. Milena no vivió para contarlo. Pero Margarete sí lo logró. Margarete es una campeona de la supervivencia. Venció al gulag soviético y al lager nazi. Fue prisionera en ambas orillas del totalitarismo aniquilador. Cuando los nazis se hicieron con el poder en Alemania, Margarete y su marido el dirigente comunista alemán Heinz Neumann se exiliaron en la Unión Soviética. Fueron comunistas activos y muy implicados. Trabajaron para la Internacional Comunista, en Francia y en España durante nuestra guerra civil.

lunes, 26 de marzo de 2018

Bertrand de Jouvenel: La ética de la redistribución. Por Jesús Sanjosé del Campo

Jouvenel, Bertrand de: La ética de la redistribución. Encuentro, Madrid, 2009. 147 páginas. Traducción de Armando Zerolo Durán. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Precedida por una larga introducción —una tercera parte del libro, pp. 5 a la 42— en la que se sitúa al autor, su producción en general, y esta obra en particular, se presenta esta ética de la redistribución, en la que el autor se limita a hacer una reflexión sobre la bondad o malicia de este fenómeno que, introducido por los partidos socialistas en el poder, se ha convertido hoy en un postulado social irrefrenable. 

Publicada en 1951, está articulada en dos capítulos y un apéndice. El capítulo primero está dedicado a analizar el ideal socialista de la redistribución y sus efectos sociales, partiendo de la diferencia existente entre lo que significa redistribuir la tierra y redistribuir la renta. El segundo aborda el tema del gasto desde el Estado y los efectos que se producen en la sociedad. El apéndice se centra en la importancia de la renta individual. 

Una interesante reflexión que se resiste al paso del tiempo.

viernes, 23 de marzo de 2018

Peter L. Berger: Los numerosos altares de la modernidad. Por Javier Elzo

Berger, Peter L.: Los numerosos altares de la modernidad. En busca de un paradigma para la religión en una época pluralista. Sígueme, Salamanca, 2016. 254 páginas. Traducción de Francisco J. Molina de la Torre. Comentario realizado por Javier Elzo (Catedrático Emérito de Sociología, Universidad de Deusto).

En el número monográfico de octubre de 2016, de Razón y Fe, sobre “Fe, secularización y pluralismo religioso”, escribí un texto titulado “¿Un mundo post-secular? Miradas desde la sociología”. Abrí mi artículo citando a Peter L. Berger, uno de los pioneros de la tesis de la secularización en la segunda mitad del siglo XX, quien dirigió en el año 1999 un trabajo colectivo en el que se desdecía de gran parte de sus tesis precedentes:
«La idea según la cual vivimos en un mundo secularizado es falsa. El mundo de hoy, con algunas excepciones, es tan furiosamente religioso como siempre lo ha sido; incluso lo es en mayor medida en determinados lugares. Esto significa que todo un conjunto de trabajos estampillados por los historiadores y los sociólogos como ‘teoría de la secularización’ son, en lo esencial, erróneos».
Y también escribiría: “la modernización conduce de forma ineluctable al ocaso de la religión, tanto en la sociedad como en la conciencia de los individuos. Pues bien, es esta idea clave la que se ha revelado errónea”. 

Desde este contexto, llega a mis manos este otro trabajo de Peter L. Berger que recensiono aquí, con excesiva brevedad. Berger parte de sus trabajos anteriores, cita el de 1999, cuya tesis central resumo arriba, y sin desdecirse completamente de sus tesis anteriores, da un paso atrás para señalar que muchas de las tesis de la secularización eran más válidas de lo que él mismo daba a entender en 1999, y da un paso adelante para significar que hay que añadir otro concepto, otra realidad empírica omnipresente que “puede estar vinculado o no a la secularización, pero es independiente de ella” (pp. 10-11). Se refiere al pluralismo reinante en la modernidad.

jueves, 22 de marzo de 2018

José Carlos Bermejo y Marisa Magaña: Cómo educar a adolescentes. Por Jesús Sanjosé del Campo

Bermejo, José Carlos, y Magaña, Marisa: Cómo educar a adolescentes. Guía para padres. Sal Terrae, Santander, 2007. 174 páginas. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Como establece el subtítulo, estamos ante una guía para padres que, sin duda, están necesitados de guías como ésta. Desde el mismo prólogo se plantea el ámbito desde el que se escribe el libro: el de la educación en valores.

Con un esquema muy sencillo —tema primero, los padres; tema segundo, los adolescentes; tema tercero, la comunicación entre unos y otros; tema cuarto, la alfabetización emocional; tema quinto, las conductas de riesgo; tema sexto, la necesidad de establecer límites, y tema séptimo, conseguir cambios de conducta— se hace todo un desarrollo de lo que podría ser una guía de orientación para padres con hijos adolescentes. En cualquier caso es un libro para compartir —bien por el padre y la madre de un mismo adolescente, bien por varios padres y varias madres de varios hijos adolescentes—, en el que se aclaran términos y situaciones, se ofrece esquemas en los que poder encuadrar situaciones y se plantean principios de actuación. Además, puede ser un buen instrumento para que un tutor de secundaria se lance a organizar sesiones de trabajo con los padres de sus alumnos tan necesitados como los mismos hijos de ver que «su caso» de difícil relación no es el único.

martes, 20 de marzo de 2018

José Chamorro: Claves para saborear la vida. Por David Cabrera Molino

Chamorro, José: Claves para saborear la vida. Experiencias desde una intimidad desbordada. San Pablo, Madrid, 2017. 320 página. Comentario realizado por David Cabrera Molino.

Este joven autor nos propone algunas claves que permitan profundizar en los diversos aspectos que componen la vida más cotidiana. No se trata de un texto académico. Está compuesto por una serie de reflexiones personales, iluminadas por otros autores clásicos y conocidos. No es una recopilación, sino píldoras de sabiduría, enmarcadas en las diversas facetas de la vida. Es una invitación a mirar a la realidad desde la perspectiva de la intimidad. No es un análisis, sino un proceso interior, que va aportando luz a lo que ocurre en la vida. Intimidad, diálogo y profundidad son tres categorías fundamentales en este libro. 

Las reflexiones están agrupadas en tres apartados que sirven a modo de marca para cada una de ellas: desde uno mismo, desde los demás y desde lo espiritual. Estos marcos recogen con acierto los fundamentos de la propuesta. El hombre está íntimamente relacionado consigo mismo, con los demás (en una sociedad como la nuestra) y con su dimensión espiritual. 

Aunque no es un libro explícitamente religioso, es plenamente humano que puede conectar con la realidad de cada persona. Sin embargo, es un libro espiritual y como tal hay que leerlo. Nos acompaña más a una reflexión íntima y pausada que a una más racional y acelerada. Quien se atreva a adentrarse en estas páginas necesitará tiempo para ir asimilando la propuesta. Cada una de las claves propuestas están redactadas de forma ágil y sencilla, para todos los públicos. Son breves no extensas, lo que hace más fácil su lectura. Conviene ir poco a poco adentrándose en la propuesta, de tal manera que vaya calando la reflexión en la intimidad del lector.

lunes, 19 de marzo de 2018

José Antonio Ibáñez-Martín: Horizontes para los educadores. Por Ernesto Baltar García-Peñuela

Ibáñez-Martín, José Antonio: Horizontes para los educadores. Las profesiones educativas y la promoción de la plenitud humana. Dykinson, Madrid, 2017. 280 páginas. Comentario realizado por Ernesto Baltar García-Peñuela (Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid; Licenciado en Filosofía y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada).

Desde su larga experiencia docente como catedrático emérito de Filosofía de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid, el profesor José Antonio Ibáñez-Martín reivindica en la primera parte de este libro, “El marco básico del quehacer educativo”, que el objetivo último del educador debe ser ayudar a sus alumnos a que examinen su propia vida y consigan actuar con la dignidad propia de los seres humanos. Debe tratarse tanto de una educación de la inteligencia que no atente contra la libertad intelectual, como de una educación moral que respete la posición de los padres y proporcione criterios para la toma de decisiones. Lo primero incluye comprender el lugar que cada tipo de conocimiento tiene en la unidad de la sabiduría humana, y lo segundo implica preocuparse por ayudar al alumno a vivir con dignidad.

De este modo, educar no consiste solo en transmitir habilidades y capacidades elementales, sino también todos aquellos “conocimientos que vale la pena tener” dentro de una educación de la inteligencia que promueva una vida digna, examinada y lograda. Por supuesto, el profesor imparte una enseñanza, pero esta debe ser una enseñanza educativa en el sentido de que busque el desarrollo de la personalidad del educando. La educación no puede ser, como ocurrió en otras épocas, un simple signo de distinción o un instrumento de ingeniería social que promueva una ideología al servicio del poder. La educación tampoco es un mero amaestramiento o adoctrinamiento, y comporta mucho más que una simple transferencia de conocimientos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos recoge esta idea ampliada de la educación como un derecho que tienen los niños y jóvenes para lograr el pleno desarrollo de su personalidad.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Daniele Giglioli: Crítica de la víctima. Por Santiago Casanova Miralles

Giglioli, Daniele: Crítica de la víctima. Herder, Barcelona, 2017. 132 páginas. Traducción de Bernardo Moreno Carrillo. Comentario realizado por Santiago Casanova Miralles.

Políticamente incorrecto. Provocador. Agresivo. Duro. Y sugerente. Alejado de la complacencia. Atinado. Son los primeros adjetivos que a un lector pueden venirle a la cabeza al terminar de leer este ensayo de Daniele Giglioli que afronta un asunto muy complejo en la sociedad actual: las víctimas. Desde una perspectiva audaz, y ciertamente controvertida, el autor expone, a lo largo de sus ciento treinta páginas, una reflexión profunda y coherente sobre la figura actual de la “víctima” y sobre cierto “absoluto” que se ha ido conformando alrededor de la misma. El libro no es para todos los públicos. 

Con muchos pasajes ciertamente filosóficos y de cierta densidad, el libro comienza con un trepidante primer capítulo. Tal vez sea esta primera parte la que sea más para todos los públicos. No se nos hará extraño encontrar aquí, en plena reflexión sobre la “víctima”, referencias a muchos movimientos políticos actuales, en concreto populistas, y a un tipo de líderes concreto, ciertamente carne de cañón para el autor. La “víctima”, ensalzada como héroe de nuestro tiempo, se enfrenta a la mirada desafiante y desconfiada del escritor, que intenta una y otra vez desmontar mucho del discurso victimista que tan bien funciona hoy en día en muchos ámbitos. 

El segundo capítulo es un viaje por la historia. El ritmo decae en esta parte y cuesta más seguir la intencionalidad y el razonamiento que el autor nos plantea a lo largo de varias ideas. El ritmo volverá a subir con el tercer y último capítulo, donde retomando lo planteado al comienzo, se nos conducirá por un camino no apto para aquellos que no están acostumbrados a replantearse lo que sucede a su alrededor con total normalidad.

martes, 13 de marzo de 2018

Hassan Blasim: El loco de la plaza Libertad. Por Jorge Sanz Barajas

Blasim, Hassan: El loco de la plaza Libertad. Galaxia Gutenberg, Madrid, 2016. 110 páginas. Traducción de Amelia Pérez de Villar. Comentario realizado por Jorge Sanz Barajas.

La literatura en árabe sigue siendo la gran desconocida en España. Tenemos ya excelentes traductores, pero el mercado editorial español sigue siendo refractario a esta lengua. Si las traducciones ocupan el 21% del mercado editorial, las del árabe alcanzan apenas el 0,1%. Es un dato bastante pobre para un país que tiene casi dos millones de árabes, no tanto porque se desprecie un segmento lector sino porque a los lectores españoles no nos facilita la comprensión de su mundo. El dato no significa exactamente que desconozcamos por completo la literatura árabe; conocemos bien a aquellos autores/as que escriben en francés o inglés, el caso de los argelinos Assia Djebar o Yasmina Kadra, el franco-libanés Amin Maalouf o el del marroquí Tahar Ben Jelloun. Respecto a quienes escriben en árabe, han tenido mejor suerte el egipcio Naghib Mahfuz, nobel en 1988, el palestino Gassan Kanafani o el poeta sirio-libanés Adonis (Alí Ahmed Said). Es cierto que tenemos traducido Al este del mediterráneo, del jordano Abderraman Munif, pero desconocemos la producción de autores clásicos del siglo XX tan importantes como el galileo Mahmud Darwish, el palestino Sargon Boulus, el saudí Mohamen Al-Harbi, el sirio Nizar Kabani o el libanés Khalil Hawi. Hay que acudir al francés o al inglés para encontrar estas joyas literarias. Es imperdonable que no dispongamos ya de traducciones de extraordinarios clásicos del siglo XX como Buscando a Walid Masoud, del palestino Jabra Ibrahim Jabra; Las pesadillas de Beirut, de la escritora de origen sirio Ghada al-Samman; Guerra en Egipto, de Yousef al-Qaeed; Rama y el dragón, de Edward al-Kharrat; Así habló Abu Huraira, del tunecino Mahmoud Messadi; Laila y el lobo, de la iraquí Alia Mamdouh o El tiempo desolado, del sirio Haidar Haidar. En resumen, conocemos bien a los autores árabes que escriben en francés o inglés pero ignoramos buena parte de la producción literaria del siglo XX en lengua árabe.

jueves, 8 de marzo de 2018

Desmond Tutu: Mi Dios subversivo. Por Salvo Collura

Tutu, Desmond: Mi Dios subversivo. San Pablo, Madrid, 2017. 112 páginas. Traducción de ; L. Carmen Ternero Lorenzo. Comentario realizado por Salvo Collura.

El arzobispo anglicano, con ocasión de la Cuaresma de 2015, nos presenta un texto ideal para acompañar la reflexión echando mano, por un lado, de su rica experiencia personal durante el tiempo del apartheid en Sudáfrica y, por otro, de la doctrina y tradición cristiana más clásica, a partir de una clara inspiración bíblica. 

El texto se compone de dos partes. La primera, con sus seis capítulos, enseña al lector otros tantos temas de análisis que dibujan, de hecho, una catequesis fluida y lineal. Nuestro autor empieza por presentar el acercamiento a la Sagrada Escritura, de la que subraya el aspecto subversivo. Por lo tanto, ya desde el principio, pone de manifiesto un estilo hermenéutico que pretende examinar la historia y sus procesos a la luz de la Palabra de Dios para entender algo tanto del hombre como del mismo Dios. El segundo capítulo dialoga con la antropología bíblica, mientras que el tercero y el cuarto dirigen la mirada hacia la imagen de Dios. Desde estos presupuestos, se esclarece, en el quinto capítulo, la cuestión de la gracia y de su relación con la libertad y la responsabilidad de los seres humanos, representantes de Dios en la creación. Por fin, en el sexto capítulo, se recoge y encuadra lo dicho anteriormente dentro del marco de la protología y la escatología. Cabe decir que nunca el tono de la catequesis sale de lo experiencial. El arzobispo consigue plantear cuestiones centrales para la fe desde ejemplos y anécdotas revestidas de autoridad no solo desde la coherencia con lo que quieren trasmitir sino desde la propia voz del autor que es testigo de lo que trasmite. 

En la segunda parte del texto, se ofrece al lector una entrevista del arzobispo que tuvo lugar en el año anterior y que, una vez más, esclarece las raíces experienciales de su relación con Dios. Nuestro autor comparte de este modo, con sencillez, recuerdos de su infancia y de los que influyeron en su proceso de crecimiento en la fe. Asimismo relee en clave espiritual las experiencias de las luchas sociales emprendidas a lo largo de su vida y pone de manifiesto el trasfondo espiritual que les daba origen. 

En conclusión, se puede afirmar que con este libro el arzobispo anima al lector a crecer en la fe a través de su propia biografía, que aquí se compone en nuevo relato, logra hondura espiritual y empuja hacia una revisión de vida a los que nos acercamos, con respeto, a los grandes testigos de las luchas del siglo XX para aprender y seguir sus huellas según los desafíos actuales.

lunes, 5 de marzo de 2018

Rainer Maria Rilke: Cartas a un joven poeta. Iván Pérez del Río

Rilke, Rainer Maria: Cartas a un joven poeta. Alianza, Madrid, 2012. Traducción de José María Valverde. Comentario realizado por Iván Pérez del Río.

Un clásico de la literatura al que hay que volver de vez en cuando. Hay libros que nos gustan, que los leemos y disfrutamos, que los recomendamos, que están en nuestra librería, los guardamos con cariño. Los hemos leído una vez y ya. Sin embargo hay otros que también están en la librería, que también recomendamos o regalamos pero a los que, por alguna razón misteriosa, volvemos. Hay algo en ellos que nos enciende, que nos dinamiza, que nos llena… Cartas a un joven poeta puede ser uno de esos libros.

El libro se dirige, como bien indica el título, a un novel poeta. En principio esto tiene poco que ver con la inmensa mayoría de personas. El tanto por ciento de poetas en el mundo es pequeño y el de jóvenes, sin ser tan pequeño, no representa la mayoría de la humanidad. Sin embargo, la sensación con este libro es que podría estar dirigido a cualquiera: Cartas a un joven filósofo, cartas a un teólogo adulto, cartas a un joven padre de familia, cartas a un abuelo, cartas…

Este clásico del que compusiera el bello libro de poesía Elegías de Duino, habla de cuestiones esenciales a cualquier ser humano: la vocación absoluta, la necesaria soledad, la necesidad de releer nuestra historia personal, el amor, etcétera.

viernes, 2 de marzo de 2018

Javier Alonso Arroyo: Santidad para el cambio social. Por José Fernando Juan Santos

Alonso Arroyo, Javier: Santidad para el cambio social. El modelo educativo escolapio. PPC, Madrid, 2017. 285 páginas. Comentario realizado por José Fernando Juan Santos.

Javier Alonso es uno de los máximos impulsores de la acción social en la escuela, aportando contenido, estructura y una potente visión de futuro. De hecho, fue este el motivo de su tesis doctoral en educación, estando todavía en España. Ahora lleva años trabajando en distintas realidades de América Latina, siempre cercano a quienes más necesitan. 

En esta obra nos presenta la rica tradición espiritual y pedagógica de las Escuelas Pías. Su fundador, San José de Calasanz, es universalmente reconocido por inaugurar la primera orden religiosa consagrada a la educación e iniciar la escuela popular cristiana en Europa, hace más de 400 años. Lo que se estudia en los primeros capítulos de la obra. Lo más interesante y novedoso quizá ocurra a partir del cuarto capítulo, hasta casi el final. En ellos se trabajan aspectos concretos entrelazados de espiritualidad y educación, mostrando en su amplitud y despliegue la esencia de esta intuición, después abalada por la historia: transformar el mundo a través de la escuela; evangelizar de mano de la cultura y la profundidad de la humanidad y el conocimiento. Signo distintivo será siempre la prevención y se dejará oír continuamente la pobreza. 

En cada uno de esta veintena de capítulos se parte, siempre, de una carta de Calasanz. Al igual que otros muchos santos y fundadores, la correspondencia epistolar guarda una especial vinculación con la vida y sus preocupaciones. En el diálogo con sus destinatarios aparecen numerosas inquietudes esenciales, todavía hoy, de la educación y la transformación (y reforma) de la Iglesia y la sociedad. Javier Alonso trabaja su contexto con las aclaraciones pertinentes, pero pasa rápido a relacionarla con otros escritos y documentos, tanto de ayer como de hoy. Aparecen entonces con brillantez intuiciones relacionadas con lo más cotidiano, con el método, con la identidad propia del educador de la escuela de Calasanz, con el acompañamiento al alumno en su integralidad, entre otros. Temas que sonarán familiares a cualquier educador en la escuela cristiana y que ha sabido recoger aportaciones en la misma línea de otros muchos carismas y congregaciones: la centralidad de la relación del maestro y del alumno, a ejemplo, del discipulado evangélico. 

Otra dimensión que aparece, de suma importancia, es cómo la escuela se convierte para el profesor en lugar y camino para su propia santidad. Es más, en el fondo, se define al mejor maestro como un santo entregado a los pequeños, que se ha dejado tocar por Dios y vive en diálogo sincero y auténtico con él. Una idea, algo más que una idea probablemente, que convendría rescatar en la escuela católica, tantas veces preocupada por su propia identidad.

jueves, 1 de marzo de 2018

Daniel J. Siegel: La mente en desarrollo. Por Jesús Sanjosé del Campo

Siegel, Daniel J.: La mente en desarrollo. Cómo interactúan las relaciones y el cerebro para modelar nuestro ser. Desclée de Brouwer, Bilbao, 2007. 535 páginas. Traducción de Jasone Aldekoa Arana. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo. 

No hay duda de que uno de los temas que más han preocupado a la humanidad es explicar cómo funciona la mente humana. Si echamos una mirada a nuestra cultura Occidental, nos encontramos con que desde los tiempos más antiguos y una vez que los filósofos presocráticos dieron los pasos más importantes tratando de explicar cuál era la composición última de la naturaleza, pusieron su mirada sobre el hombre tratando de explicar en qué consistía esa parte de la naturaleza que es la naturaleza humana. Las grandes propuestas que se dieron para responder este enigma desde los inicios fueron dos: el hombre es naturaleza como la misma naturaleza o el hombre es sociedad diferente de la naturaleza misma…

Hizo falta una reflexión posterior para establecer que el hombre es el resultado de la interacción entre una y otra. Y durante más de dos mil años unos y otros pensadores se han ido decantando sobre estas posturas tratando de explicar el cuánto —más naturaleza que sociedad, más sociedad que naturaleza— y el cómo— sensaciones que llegan directamente a la inteligencia y se convierten en ideas o mediante un proceso largo y complicado en el que intervienen diversas inteligencias o, por el contrario, ideas innatas que proyectadas hacia el exterior nos permiten encajar lo que vemos en nuestra categoría o idea previa—. En definitiva, dos mil quinientos años de pensamiento especulativo pero integrado.

martes, 27 de febrero de 2018

Umberto Eco: De la estupidez a la locura. Por María Luisa Regueiro Rodríguez

Eco, Umberto: De la estupidez a la locura. Cómo vivir en un mundo sin rumbo. Lumen, Barcelona, 2016. 498 páginas. Traducción de H. Lozano Miralles y M. Pons Irazábal. Comentario realizado por María Luisa Regueiro Rodríguez (Facultad de Filología, Departamento de Lengua Española y Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, Universidad Complutense, Madrid).

Pocos días antes de su fallecimiento el 19 de febrero de 2016, Umberto Eco, autor de obras que sin duda forman ya parte del patrimonio cultural europeo y occidental, preparaba la edición de esta magnífica reunión de breves ensayos que inicialmente vieron la luz como colaboraciones en diversos periódicos. Desde el título —un aldabonazo a la conciencia—, el subtítulo de portada Crónicas para el futuro que nos espera, y el de páginas interiores, Cómo vivir en un mundo sin rumbo, invitan al abordaje lector de un conjunto que nos reencuentra con el Eco semiólogo de La estructura ausente, El superhombre de masas, Historia de la Belleza, Historia de la fealdad, entre otros ensayos de referencia. Aquí posa su mirada siempre crítica, distante tanto de apocalípticos como de integrados, sobre nuestro mundo globalizado, los medios de comunicación, la tecnología, Internet, el racismo, los complots, la educación de los jóvenes, los libros, la filosofía, la religión, el odio y la muerte, la política y los políticos.

El texto se abre con un artículo que a modo de prólogo nos sitúa en el marco de la “sociedad líquida” (Zygmunt Bauman) «que empieza a perfilarse con la corriente llamada posmodernismo (término comodín, que puede aplicarse a multitud de fenómenos distintos, desde la arquitectura a la filosofía y a la literatura, y no siempre con acierto)» (p. 9). Eco analiza, con un lúcido escepticismo, siempre carente de prejuicios, la sociedad actual que vive «un proceso continuo de precarización por la crisis del Estado, de las ideologías, de los partidos, del concepto de comunidad y por la falta de fe “en una salvación que provenga de las alturas, del Estado o de la revolución» (p. 11). Todo ello determina movimientos de indignación y un individualismo desenfrenado, el consumismo como valor por el que “el individuo pasa de un consumo a otro en una especie de bulimia sin objetivo”. Frente a este panorama se pregunta cómo sobrevivir a la liquidez, y la única vía posible es ser consciente de una realidad que exige nuevos instrumentos; pero, lamentablemente, «el problema es que la política y en gran parte de la intelligentsia todavía no han comprendido el alcance del fenómeno» (p. 11).

domingo, 25 de febrero de 2018

Julia Merodio Atance: Via crucis contado por María. Por Javier Sánchez

Merodio Atance, Julia: Via crucis contado por María. Paulinas, Madrid, 2017. 36 páginas. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Julia no deja de escribir. Además de la cantidad de libros que tiene escritos (muy recomendables, por cierto), cada semana elabora unos puntos de meditación fantásticos al hilo del evangelio de los domingos o en función del tiempo litúrgico que nos encontremos. Sin embargo, no deja de sorprender. Eso me pasó a mí cuando recibí este librito que la misma autora me mandó a casa. Via crucis contado por María. ¿Será otro Via crucis más como tantos que afloran por las librerías religiosas cuando llega el tiempo de cuaresma? Basta con hojearlo para darse cuenta de que no es así.
"Terminaba la mañana, cuando mi Hijo ascendía, cargando con el palo horizontal de la cruz, para unirlo al que ya le esperaba en la cumbre del monte Calvario.A su lado viví mi propio Via crucis.Por eso, hoy quiero vivirlo con vosotros, pues sé que si yo pasé por el dolor que supone seguir a un Hijo hasta la muerte, seré capaz de entender el sufrimiento de tantos padres y madres que pasan por lo mismo.De ahí que os invite a ponernos en manos de María, para que sea ella la que lleve a Jesús todas esas muertes que traemos en nuestro corazón tan lacerado por el dolor".
De una forma vivencial, entrando en la propia psicología de María, Julia Merodio hace un recorrido por las catorce estaciones del Via crucis. Cada una de ellas se inicia con la lectura del evangelio correspondiente, se hace una reflexión (muchas de ellas impactan) y se concluye con una oración de súplica. El esquema es bien sencillo. Igual que lo es la oración del Via crucis. Se trata de orar con pocas palabras, yendo al grano, procurando meditar los distintos puntos "como si presente me hallare" (que diría san Ignacio de Loyola).

miércoles, 21 de febrero de 2018

Michel Onfray: Teoría del viaje. Por Edwar Tito García

Onfray, Michel: Teoría del viaje. Poética de la geografía. Taurus, Madrid, 2016. 137 páginas. Traducción de Juan Ramón Azaola. Comentario realizado por Edwar Tito García.

A menudo, para abordar el tema de nuestra existencia se ha recurrido a la metáfora del viaje como símil que oriente a recorrer un territorio incierto por el que se ha discurrir. Michael Onfray, autor de best-sellers como Antimanual de filosofía (2005) y Tratado de ateología (2008), a partir de ciertos principios teóricos, presenta el viaje como un sugestivo tema de reflexión. 

Como toda aventura, se inicia con «el deseo del viaje» (p. 11) y tiene como telón de fondo la incomprensión entre estos dos modos de estar en el mundo: el errante, que rechaza toda lógica restrictiva; opuesto al sedentario, arraigado en estructuras dominantes y de control. El arte del viajar, que supone el deseo ferviente de movilidad y la pasión por el cambio, es una declaración de principios contra todo aquello que pretenda cuadricular y cronometrar la existencia. La elección de un destino es ineludible porque al tiempo que se busca, atrae y se es requerido por este. Al viajero corresponderá «aumentar el deseo» (p. 29) a través de la lectura, de la búsqueda de información y, sobre todo, con la invocación de los recuerdos, pues, «todo viaje vela y desvela una reminiscencia» (p. 38). El autor sostiene que el viaje ofrece la posibilidad de «hacer realidad la amistad» (p. 49) porque en el trayecto nos encontramos y descubrimos al otro, en una alteridad gratuita, que nos conduce inexorablemente a «encontrarse con la propia subjetividad» (p. 87). Proporciona, asimismo, la ocasión de ensanchar los cinco sentidos y funcionar sensualmente a tope para capturar esos pocos instantes que convierten parcialmente el viaje en inmortal, en claro rechazo a la cultura de la sobreabundancia de imágenes que enturbian y añaden confusión a lo diverso. Para acercarse a esta nueva realidad es preciso «inventar una inocencia» (p. 61), necesaria, que exige el abandono de verdades absolutas para capturar el interior de lo diverso, como el ojo instintivo del artista. 

Todo viaje supone, finalmente, un retorno porque «no hay viaje sin reencuentro con Ítaca, que da al desplazamiento su sentido mismo» (p. 101), pues todos los grandes viajeros vuelven a casa. El lugar abandonado y recobrado ofrece el punto de referencia sin el cual ningún viaje de ida y vuelta es posible. El retorno da paso a la capacidad de «decir el mundo» (p. 123) ayudado por «una poética de la geografía» (p. 129) donde el poeta, que sigue al geógrafo y al filósofo, se persuade de que este no será su último viaje. El libro pretende ser una guía para quienes quieran sentirse viajeros, y no turistas.

martes, 20 de febrero de 2018

Isabel Gómez Villalba: Educar la inteligencia espiritual. Por Iván Pérez del Río

Gómez Villalba, Isabel: Educar la inteligencia espiritual. Recursos para la clase de religión. Khaf, Madrid, 2014. 272 páginas. Comentario realizado por Iván Pérez del Río.

Educar la inteligencia espiritual es uno los retos modernos que han asumido muchos centros educativos católicos. Desde que Gardner desarrolló la teoría de las inteligencias múltiples, en los itinerarios académicos se ha tratado de integrar los aportes de esta novedosa teoría. Supone aceptar que el hombre está dotado de diferentes dimensiones y que su educación, para que sea completa, ha de ser integral.

Pero, ¿hasta qué punto la inteligencia espiritual es una dimensión más? La autora considera que esta inteligencia no se puede segmentar como si fuera una competencia más o un área del ser humano. Es algo que subyace a todo. Potenciar lo espiritual en el niño, en el ámbito escolar, supone capacitarle para la libertad (poner distancia de las creencias recibidas, hacer sus propias elecciones), para trascender, para conocerse mejor a sí mismo, para valorar éticamente sus acciones, para vivir la experiencia estética. Hoy en día son muchos los ruidos que nos invaden, las campañas publicitarias, las incitaciones al consumo, las llamadas a alcanzar una imagen concreta. Por ese motivo parece más necesario que nunca educar en alcanzar esa inteligencia espiritual.

Educar lo espiritual no supone catequizar, sino despertar en el ser humano, en el niño, esa sed de infinito que todos tenemos. En ese sentido, el educador ha de tener activa y desarrollada su propia espiritualidad. Porque, como señala Isabel Gómez, la educación de lo espiritual no se puede comparar con la transmisión de un saber, de un técnica, sino que debe considerarse como una serie de actividades que suscitan y despiertan el sentir espiritual.

viernes, 16 de febrero de 2018

Julio L. Martínez: La cultura del encuentro. Por Xavier Alonso Calderón

Martínez, Julio L.: La cultura del encuentro. Desafío e interpelación para Europa. Sal Terrae, Santander, 2017. 272 páginas. Comentario realizado por Xavier Alonso Calderón (Policy Adviser. Responsable de inmigración, asilo, seguridad y justicia; Generalitat de Catalunya–Delegación del Gobierno ante la UE. Bruselas).

De lo concreto y lo cotidiano de la vida, a la reforma de Europa. “El tiempo es superior al espacio” es una afirmación de la encíclica Lumen Fidei, que fue escrita a cuatro manos, porque tiene algo de dos papas. Estaba ya parcialmente redactada, cuando en 2013 Benedicto XVI renunció al papado, pero fue divulgada ya recién iniciado el de Francisco. Poco después se publicó la exhortación Evangelii Gaudium, que cuando se refiere a la dimensión social de la evangelización, vuelve a utilizar la afirmación del tiempo y del espacio. En el capítulo más “político” o, si se quiere, más social de la exhortación (cap. IV, 3), Francisco ofrece cuatro criterios de la propia acción (“el tiempo es superior al espacio”, “la unidad prevalece sobre el conflicto”, “la realidad es más importante que la idea”, “el todo es superior a la parte”), criterios sobre los que Julio Martínez organiza su propia reflexión —en cuatro capítulos más uno introductorio—. Si Evangelii Gaudium da claves del anuncio del Evangelio al mundo actual, nuestro autor reflexiona “civilmente”, más desde lo laico —pese a fundarse constantemente en documentos del magisterio de la Iglesia y hablar como sacerdote jesuita—, y para los europeos. Es un texto con un amplio elenco de propuestas operativas, pero elaborado dialógicamente y a través de lenguajes accesibles. No es un mensaje de cómo evangelizar, sino cómo actuar en la sociedad y en la política. El autor quiere hacer una elaboración desde la cultura del encuentro, una proposición fundamental del papa Francisco, que la nombró expresamente por primera vez en 1999 y en ella sigue insistiendo en la actualidad.

jueves, 15 de febrero de 2018

Izaskun Sáez de la Fuente Aldama (coord.): Misivas del terror. Por Alfredo Crespo Alcázar

Sáez de la Fuente Aldama, Izaskun (coord.): Misivas del terror. Análisis ético-político de la extorsión y la violencia de ETA contra el mundo empresarial. Marcial Pons, Madrid, 2017. 420 páginas. Comentario realizado por Alfredo Crespo Alcázar (Profesor de Filosofía del Derecho. ESERP Business School Madrid. Vicepresidente 2º de ADESyD -Asociación de Diplomados Españoles en Seguridad y Defensa-).

Una obra valiente, necesaria y comprometida. Nos encontramos ante una obra colosal y mayúscula que pone en valor a las víctimas de ETA, refiriéndose a ellas y a la organización terrorista sin caer en subterfugios léxicos. Desde un punto de vista formal, se estructura en cuatro capítulos a los que cabe sumar la introducción y las conclusiones generales. Destaca, asimismo, el ingente apartado dedicado a bibliografía y anexos el cual aporta pruebas sobre cómo se gestaba la extorsión, reproduciendo algunas de las cartas que recibieron las víctimas en las cuales observamos con nitidez la manipulación del lenguaje empleada por ETA con la que en ningún caso podía ocultar su finalidad liberticida. Los autores, coordinados por la doctora Sáez de la Fuente, aunque acotan su objeto de estudio a la extorsión sufrida por la comunidad empresarial, lo insertan dentro de un escenario más amplio como es el terror que ETA (y sus cómplices políticos y sociales) generaron entre la población vasca y española durante más de cincuenta años. Además, son muchos los empresarios que participaron en esta obra ofreciendo sus testimonios para «evitar que la historia no se tergiverse porque hay que pasar página, pero leyendo todo el libro» (p. 68).

De esta premisa general los autores extraen una de carácter particular que permea el libro de manera transversal. Si ETA pudo mantenerse operativa durante décadas, tal hecho obedeció principalmente a que contó con el respaldo de amplios sectores de la población vasca. En consecuencia,

miércoles, 14 de febrero de 2018

Richard Holloway: Una pequeña historia de la religión. Por Santiago García Mourelo

Holloway, Richard: Una pequeña historia de la religión. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2017. 256 páginas. Traducción de Ana Bustelo Tortella. Comentario realizado por Santiago García Mourelo (Universidad Pontificia de Comillas, Madrid).

La editorial Galaxia de Gutenberg, desde hace cuatro años, está haciendo accesible al público de habla hispana la colección A little history, de la editorial británica Yale University Press. En octubre de 2017, después de otras “pequeñas historias”, como la de la ciencia o de la filosofía, llegó a nuestras librerías la pequeña historia de la religión de Holloway, por lo que son esperables otros títulos sobre arqueología, economía o literatura. Antes de entrar en el contenido de la «pequeña historia de la religión», quisiera hacer dos observaciones. Sobre su estilo, que nadie se engañe. Está publicada en la “Serie Ensayo”. Esto significa que no es un estudio académico, ni una investigación exhaustiva. Ni siquiera una pequeña guía o manual. Los ensayos se caracterizan por tener una estructura abierta, con un estilo subjetivo, de libertad en el tono de la exposición y en su valoración. Más que desarrollar los temas, en los ensayos se manifiesta la visión y estimaciones del autor al hilo de los temas; pudiendo tener mayor o menor rigor histórico o científico. Desde aquí surge la pregunta por la persona que nos va a exponer su valoración sobre la historia de la religión. Su autor, Richard Holloway (1933-), clérigo de la Comunión Anglicana, fue elegido Primus de la Iglesia Episcopal Escocesa en 1992, cargo al que renunció en el año 2000. Siempre controvertido por su postura en cuestiones éticas —sobre sexualidad o bioética—, se encaminó hacia una posición agnóstica, postulándose como un creyente «más allá de la religión». Actualmente, junto a su dedicación literaria, es el anfitrión del programa sobre reseñas bibliográficas Cover Stories, de la BBC radio de Escocia.

lunes, 12 de febrero de 2018

Victoria Cirlot y Blanca Garí (ed.): El monasterio interior. Por Eduard López

Cirlot, Victoria y Garí, Blanca (ed.): El monasterio interior. Fragmenta, Barcelona, 2017. 138 páginas. Comentario realizado por Eduard López Hortelano.

Bajo la categoría “monasterio interior” se presenta una excelente y breve obra coral. Perfectamente editada y estructurada —como esta editorial suele habituarnos por su modus laborandi— en cuatro capítulos con su correspondiente bibliografía, y una introducción (Blanca Garí) que cincela el hilo conductor de estos estudios: el monasterio interior. 

Frente al eclipse de los neomisticismos y los sortilegios de las nuevas prácticas espirituales que inundan nuestros mercados y que intentan dar respuestas demasiado fáciles, rápidas y aparentemente eficaces, este libro se presenta en lo que Jung llamó el espíritu de la profundidad versus el de la materialidad, o bien en lo que Foucault o Hadot denominaron como souci de soi o cura de sí. Si el primer milenio se caracterizó por el desierto como ese lugar físico para la construcción de una realidad interior; en la Edad Media, el monasterio interior emerge como la creación de la profundidad, del ejercicio y de la perfección espirituales (Peter Sloterdijk). 

Caroline Bruzelius, experta en el arte arquitectónico medieval, elabora un riguroso estudio acerca del espacio de Santa Clara de Nápoles. En él, la autora se aproxima a la construcción de una clausura y de un espacio no funcional sino esencialmente simbólico.

viernes, 9 de febrero de 2018

Darío E. Viganò: En salida. Por Esteban Gennuso

Viganò, Dario E.: En salida. Francisco y la comunicación. Herder, Barcelona, 2017. 184 páginas. Traducción de B. Moreno. Comentario realizado por Esteban Gennuso.

Desde aquel 13 de marzo, cuando todos quedamos boquiabiertos por la elección del nuevo Papa venido «quasi alla fine del mondo», hasta el día de hoy se han escrito —y seguirán escribiéndose— muchas líneas sobre este hombre de Iglesia: el papa Francisco. De aquí que uno podría preguntarse: ¿Qué puede traer de nuevo otro libro sobre él? Pues bien, de la fina y experta mano del literato Viganò nos encontramos con un libro que viene a ser fundamento de una de las actividades que más y mejor parece hacer el actual obispo de Roma: comunicarse. Este sacerdote italiano, dedicado a la literatura y a las comunicaciones, nos introduce en el viaje de conocer un poco más de cerca la particular forma que Francisco tiene de ser, aún desde Roma, un hombre en salida, un misionero a tiempo y destiempo. 

El autor se detiene en pequeños gestos, palabras sueltas, miradas sutiles, elementos que forman parte de este modo tan sencillo que tiene el Papa a la hora de comunicar su mensaje. Y, sin embargo, recorriendo estas páginas vamos comprendiendo cómo lo sencillo no se riñe con lo profundo, y mucho menos, con el Evangelio —¡acaso si se acerca más!—.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...